Un modelo neurocomputacional | 21 AGO 23

Cómo nuestros gustos influyen en nuestra creatividad

Las preferencias se basan en un equilibrio entre la adecuación y la originalidad de las ideas y varían entre individuos
Autor/a: Alizée Lopez-Persem email the author, Sarah Moreno-Rodriguez, Marcela Ovando-Tellez, et al. Fuente: American Psychologist How Subjective Idea Valuation Energizes and Guides Creative Idea Generation

¿Qué nos impulsa a desarrollar nuevas ideas en lugar de conformarnos con métodos y procesos estándar? ¿Qué desencadena el deseo de innovar a riesgo de sacrificar tiempo, energía y reputación por un fracaso estrepitoso?

Cómo la valoración subjetiva de ideas energiza y guía la generación de ideas creativas

Resumen

Este estudio aborda el papel de las preferencias individuales en la creatividad. Demuestra que las preferencias por las ideas energizan la producción de ideas creativas: cuanto más les gustan a los participantes sus ideas, más rápido las proporcionan. Además, las preferencias se basan en un equilibrio entre la adecuación y la originalidad de las ideas y varían entre individuos. Este estudio presenta un modelo computacional que incorpora las preferencias individuales y predice correctamente la velocidad y la calidad de las respuestas en una tarea de generación de ideas creativas, así como las diferencias interindividuales en las habilidades creativas. La comparación de varias versiones de este modelo demostró que las preferencias guían la selección de respuestas creativas.


Comentarios

La creatividad se basa en mecanismos complejos que apenas empezamos a comprender y en los que la motivación juega un papel central. Pero perseguir una meta no es suficiente para explicar por qué preferimos algunas ideas sobre otras y si esa elección beneficia el éxito de nuestras acciones.

“La creatividad se puede definir como la capacidad de producir ideas originales y relevantes en un contexto dado, para resolver un problema o mejorar una situación. Es una habilidad clave para adaptarse al cambio o provocarlo”, explica Alizée Lopez- Persem, investigadora en neurociencia cognitiva. Nuestro equipo está interesado en los mecanismos cognitivos que permiten que se produzcan ideas creativas, con la esperanza de aprender a usarlas sabiamente".

 Actualmente, los investigadores coinciden en que el proceso creativo consta de dos fases sucesivas:

  1. La generación de nuevas ideas.
  2. La evaluación de su potencial.

Pero todavía tienen que aprender cómo se lleva a cabo esta evaluación y qué nos lleva a retener unas ideas en lugar de otras. “Necesitamos valorar nuestras ideas para seleccionar las mejores”, dice López-Persem. Sin embargo, no hay indicios de que esta operación corresponda a una evaluación racional y objetiva en la que tratamos de inhibir nuestros sesgos cognitivos para tomar la mejor decisión posible. Por lo tanto, queríamos saber cómo se asigna este valor y si depende de las características individuales".

Objetivando el movimiento interior del florecimiento de las ideas

Modelar el proceso creativo como una secuencia de operaciones en las que intervienen distintas redes cerebrales no corresponde a una concepción popular de la creatividad, que suele representarse como un impulso que nos atrapa, nos transporta y nos supera. Por el contrario, el equipo de Emmanuelle Volle cree que la creatividad tiene tres dimensiones fundamentales que se pueden modelar con herramientas matemáticas:

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024