Se conmemora cada 3 de diciembre | 03 DIC 23

¡IntraMed les desea muy feliz Día del Médico!

Como homenaje, recopilamos cinco respuestas de cinco entrevistados sobre por qué eligieron esta profesión. Invitamos a nuestros usuarios a responder la misma pregunta.
Fuente: IntraMed 

Cada 3 de diciembre se celebra en las Américas el Día del Médico, fecha establecida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en homenaje al nacimiento del doctor Carlos Juan Finlay Barrés, médico y científico cubano que descubrió que la fiebre amarilla era transmitida por un vector: el mosquito Aedes aegypti.

En esta fecha, IntraMed quiere desearles un muy feliz día a todos los médicos comprometidos con esta profesión, que también es una vocación y una forma de vida. A modo de homenaje, desde nuestra comunidad compartimos testimonios de entrevistados durante el ciclo “Invisibles”. Cada uno de ellos contestó “¿cuándo supo que quiso ser médico y por qué?”.

Invitamos a nuestros usuarios a que dejen sus propias respuestas en los comentarios. ¡Les deseamos que tengan un muy feliz día!


Dr. Mariano Frassa

Médico General del Partido de Chacabuco, provincia de Buenos Aires, Argentina. Atiende en las localidades de Rawson, O’Higgins y Castilla.   

“Supe que quería ser médico a los 8 años, por un episodio que me marcó. Mi madre había hecho un cuadro de síncope, del cual salió. Vivíamos en el área rural y no teníamos enfermeras ni médicos en el pueblo más cercano. Entonces se me ocurrió estudiar Medicina para ayudar a la gente que estaba en lugares alejados de los centros urbanos. Esta elección me ofrece grandes alegrías.  A pesar de que trabajamos con el dolor, la enfermedad y la muerte,  mi rama es una de las especialidades que más recompensa brinda en cuanto a lo humano, por la devolución y el cariño de los pacientes. También está la satisfacción de solucionar problemas de salud con pocas cosas y el agradecimiento de la gente”.


Dra. Irma Mendoza

Médica general y familiar. Atiende a aldeas de la comunidad originaria mbya en zonas rurales de El Soberbio, provincia de Misiones, Argentina.

“Hay tres cosas puntuales por las que yo elegí esta hermosa profesión. Una es la vocación que seguro ha venido innata en mis genes. En segundo lugar, me marcó un parto que tuvo que asistir mi mamá, de una señora que no llegaba al hospital. Era una noche muy fría y, entre mis 10 hermanos, ella me fue a buscar a mí para que la ayudara. Yo tenía 11 años y descubrí el maravilloso mensaje de ver nacer la vida. En tercer lugar, llegó a mis manos un vademécum, de esos que los médicos de mi pueblo solían descartar. Para ese momento yo ya sabía leer y escribir y entendí que muchas enfermedades se trataban con medicamentos. Solo me faltaba el estetoscopio, pero ya me sentía médica. Como crecí en el campo, empecé a estudiar la naturaleza. Cada vez que veía un insecto, me fijaba en el tamaño de sus ojos, por qué saltaban, volaban, veía la evolución de las mariposas. En síntesis un sinnúmero de señales me llevaron a esta forma de vida”.


Dr. Jorge Fusaro

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024